Artículos de higiene personal siguen desaparecidos de los anaqueles | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

Odell López Escote

Desde hace ya varios meses los productos básicos para el aseo personal, tales como desodorantes, champú y jabones de de baño, siguen casi totalmente ausentes en los anaqueles de supermercados y farmacias.

A estos artículos para la higiene, que los consumidores pueden adquirir solo esporádicamente a precios regulados tras varias horas de colas y los tediosos procesos del capta huellas y verificación del número de cédula, se ha unido más recientemente la crema dental.

Hasta hace pocas semanas, la “pasta de diente” se conseguía por cantidades en las distintas cadenas de supermercados y farmacéuticas como Farmatodo, Farmahorro y Locatel.

Sin embargo, en los últimos días también desaparecieron del mapa y empiezan a verse en los puestos de buhoneros y bachaqueros ofrecidos a muy elevados precios, casi el triple del monto regulado. En Catia, San Martín, Petare y el centro de la capital se pueden conseguir a la vuelta de la esquina.

En las tiendas de Farmatodo en Caracas es común ver a personas madrugar para comprar pañales, detergentes y champú, entre otros productos. “No hay otra forma, a las 8:00 de la mañana ya no hay nada”, dijo Nadiuska Alonso, quien semanalmente se va a las puertas de la cadena desde las 3:00 am.

A los mercados populares, como en Quinta Crespo y Guaicaipuro, llega jabón para lavar una vez al mes, pero el de baño casi nunca. “Lo que casi siempre tenemos es desinfectante y un cloro que no es regulado”, señaló el vendedor de un puesto de perfumería en la avenida Andrés Bello.

Una alternativa cada vez más usada por los que tienen esa posibilidad es pedirles a familiares y amigos residenciados en el exterior a que les manden lotes de estos artículos necesarias para la higiene.

“A mí me da mucha vergüenza pedirle a mis amigos, pero ellos saben cómo está esto acá. Inclusive la mayoría de las veces envían sin yo pedirle, porque están claros que uno no consigue nada”, afirmó Claudia Mirabal, residente de La Candelaria.

 

 

Síguenos por @800noticias