Armada rusa atacará en breve las posiciones yihadistas en Alepo desde el Mediterráneo | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Agencias

La Armada rusa lanzará en breve un ataque con misiles contra las posiciones yihadistas en la ciudad siria de Alepo desde las aguas del Mediterráneo oriental, según informaron hoy fuentes militares rusas a medios locales.

“La aviación a bordo del ‘Almirante Kuznetsov’ y de los otros buques de la Armada equipados con armamento de precisión se dispone a lanzar en las próximas horas ataques contra los yihadistas en las afueras de Alepo”, señaló la fuente castrense a la agencia Interfax.

El “Almirante Kuznetsov”, único portaaviones de la Armada rusa, transporta cazas MiG-29, que podrían ser utilizados para bombardear las posiciones del Frente de la Conquista de Levante (antiguo Frente al Nusra) en Alepo.

Además, también ha llegado al Mediterráneo oriental el crucero nuclear “Pedro el Grande”, el más grande de su clase en el mundo.

Las autoridades griegas y chipriotas han informado oficialmente de que la Armada y la aviación rusas tienen previsto efectuar próximamente maniobras cerca de la isla griega de Rodas y en las aguas comprendidas entre Chipre y las costas sirias.

La Armada rusa ha atacado las posiciones yihadistas en Siria desde el mar Caspio con misiles de largo alcance Kalibr, pero ninguno de los buques que se encuentra ahora en el Mediterráneo oriental está equipado con ese armamento.

El buque que sí dispone de Kalibr en su armamento es la fragata “Almirante Grigórovich”, que supuestamente también habría llegado a la zona proveniente del puerto de Sebastopol, la base de la Flota rusa del mar Negro, aunque esto no ha sido confirmado oficialmente.

Otra posibilidad, según el diario digital Gazeta.ru, sería que esos misiles fueran lanzados desde submarinos, lo que ya fue adelantado hace una semana por la prensa británica, o desde bombarderos estratégicos Tu-95 y Tu-160.

El presidente ruso, Vladímir Putin, rechazó la pasada semana la petición del Ejército para reanudar los bombardeos de la aviación contra las posiciones yihadistas en Alepo, con el fin de dar una nueva oportunidad a la evacuación de civiles y combatientes.

Aunque advirtió de que, “en caso de extrema necesidad”, Rusia “se reserva el derecho a utilizar toda la fuerza y todos los recursos a su alcance para ayudar al Ejército sirio”.

La aviación rusa y siria suspendieron los bombardeos contra Alepo el 18 de octubre, dos días antes del inicio de una primera pausa humanitaria, la última de las cuales tuvo lugar el viernes pasado.

El Ejército sirio reanudó el 23 de octubre los ataques por tierra contra Alepo, pero la aviación rusa no llegó a reiniciar los vuelos de su aviación y se han mantenido a una distancia de diez kilómetros de la asediada ciudad. EFE

Síguenos por @800noticias