Anthony Ramos, el confidente de Lady Gaga en “A Star is Born” | 800Noticias
800Noticias
Entretenimiento Cine

EFE

El joven latino Anthony Ramos, conocido por su doble papel en el musical “Hamilton”, interpreta al gran confidente de Lady Gaga en “A Star is Born”, una de las películas más esperadas de la temporada, que llega este viernes a la cartelera estadounidense.

La cinta, que supone el debut tras las cámaras de Bradley Cooper, cuenta cómo una joven cantante (Gaga) alcanza el estrellato mientras su pareja, un artista asolado por los fantasmas del pasado (Cooper), comienza a hundirse inexorablemente en el alcohol y las drogas.

“Si no llego a saberlo de antemano, nunca habría dicho que se trataba de su primera película”, confesó este neoyorquino de 26 años, de origen puertorriqueño, en una entrevista con Efe.

“Va a ser uno de los mejores de todos los tiempos. Steven Spielberg, Spike Lee, Martin Scorsese, Bradley Cooper… Va a estar en esa Liga. Mima su oficio y le dedica toda su concentración y amor. Y tiene corazón y humildad. Son las cosas que un gran director requiere”, agregó.

Se trata de la cuarta versión que Hollywood rueda de “A Star is Born”.

En 1937, Janet Gaynor y Fredric March dieron forma a la primera, aunque fue el director George Cukor, que contó con Judy Garland y James Mason, quien en 1954 desarrolló la adaptación más reconocida de esta historia.

En 1976 se estrenó una nueva versión, esta vez encuadrada en el mundo del rock y con los actores Kris Kristofferson y Barbra Streisand, quien ganó el Óscar a la mejor canción original junto a Paul Williams por “Evergreen”.

Ahora, el filme de Cooper parte como uno de los grandes favoritos para la temporada de premios en Hollywood.

“Mi reacción al ver la película fue salvaje. No sabía bien qué esperar, porque yo salía y entraba del rodaje constantemente. Pero me impresionó muchísimo ver a Bradley cantando y la actuación de Stefani (Joanne Angelina Germanotta, el nombre real de Gaga). Es algo abrumador”, indicó.

En la cinta, Ramos es el gran amigo de Gaga, la persona en la que se apoya tras saber, en la escena inicial, que su relación sentimental se ha ido al traste.

Ambos comparten trabajo como camareros en un restaurante, hasta que un encuentro fortuito con Jackson Maine (Cooper) lleva a la joven a dejarlo todo y perseguir su sueño sobre los escenarios.

“En el momento que puse un pie en el rodaje, ella me abrazó, me miró y me dijo que todos sabían que me iban a escoger para el personaje”, apuntó Ramos, quien recordó que el proceso de casting en su caso fue “una locura”.

“Estaba en Arizona y me dijeron que volara a Los Ángeles al día siguiente para una lectura con los actores a las 10 de la mañana. Tenía que ir y regresar el mismo día a Arizona, donde actuaba a las 8 de la tarde. A punto de tomar el avión de vuelta me llamaron y me dijeron que me querían para el papel”, explicó.

Para el intérprete, es “un sueño” contar con una oportunidad así en su carrera, a pesar de que no tuvo tiempo para ensayar ni para crear una amistad previa con Gaga.

En cualquier caso, ese paso no fue necesario para mostrar una gran química en la pantalla, ya que su compañera de reparto “es completamente cálida, abierta y entrega su talento en todo momento”.

“Su actuación es todo honestidad y eso hace que tú te abras de la misma manera”, indicó. “No me sorprendió lo que hace en la película. Realmente, no sé qué espera la gente, pero ella es una profesional en todo lo que hace. Su trabajo es increíble”, añadió.

Ramos, que aparece actualmente en la serie de Netflix “She’s Gotta Have It” y tiene en cartelera el drama “Monsters and Men”, estrenará el año que viene la superproducción “Godzilla: King of the Monsters”.

“Yo estoy cómodo allá donde esté el arte”, concedió.

Y emplea una frase de “A Star is Born” para resumir el mensaje de la película que ha tomado como lema para su vida personal: “Si no escarbas profundamente en tu alma, no tendrás recorrido en tu carrera”, concluyó.

Síguenos por @800noticias