Ancelotti: “Somos el mejor vestuario del mundo” | 800Noticias
800Noticias
Deportes

Hay dos formas de afrontar los problemas: mirarlos de frente o agachar la cabeza. Y Carlo Ancelotti ha optado de forma incontestable por la primera opción. El italiano sabe perfectamente lo que significa estar en el Real Madrid y así se lo transmitió ayer a su plantilla: llevar en este escudo implica no rendirse nunca y sentirse siempre el mejor del mundo.

El técnico de Reggiolo no se ha venido abajo tras los reveses que han supuesto las lesiones de Modric, Bale y Benzema. Todo lo contrario. Se ha crecido y está ejerciendo con más convicción que nunca su papel como líder del vestuario. Un líder tranquilo, que gusta de manejarse sin aspavientos, pero que sabe en qué situaciones hay que tocar la fibra de sus jugadores. Y este momento en uno de ellos. El punto culminante de lo que va de temporada.

Ayer, en la charla previa al entrenamiento, Carlo se erigió en portavoz del optimismo ante un grupo, evidentemente, tocado por las ausencias de sus tres compañeros en un tramo vital de la temporada. Pero Ancelotti no está dispuesto a que el desánimo se instale entre las cuatro paredes de su vestuario. “En el Real Madrid no hay problemas -les dijo a los jugadores antes de la sesión de trabajo en Valdebebas-. Sólo hay soluciones y todas las que veo aquí dentro son buenísimas”.

Y es que, mientras sigue dándole vueltas a la alineación e incluso al dibujo que empleará en la vuelta de cuartos de Champions ante el Atlético, Ancelotti quiere, por un lado, elevar la moral de su tropa, y por otro, y seguramente más importante, mantener a todos los jugadores enchufados de cara a esta recta final de la campaña 14-15. Sabe que, con las lesiones de los jugadores que ya han caído, y ante cualquier posible contratiempo adicional, necesita contar con todos sus hombres, y a todos quiere tenerles metidos en la dinámica del grupo y comprometidos con los objetivos del club. Cualquiera puede ser necesario en cualquier momento y por eso todos deben sentirse titulares. Carletto se encargó ayer de recordárselo a todos, como desde hace una semana viendo haciendo, por ejemplo, de forma individual con Fabio Coentrao ante la baja por sanción de Marcelo.

Orgullo vikingo
El técnico apeló también al orgullo del grupo. Recordó a sus jugadores lo que supone vestir la camiseta del Real Madrid, y la evidencia de que ese privilegio no está al alcance de futbolistas cualquiera, sólo de unos pocos elegidos. “Somos el mejor vestuario del mundo, y cada día que pasamos trabajando juntos nos lo recuerda este escudo”, añadió.

Los jugadores recibieron con entusiasmo las palabras de su técnico, que ya de por sí cuenta con un gran ascendente sobre su plantilla. Los jugadores están a muerte con el entrenador que les llevó a la conquista de la Décima, y no quieren fallarle en una cita en la que saben que el técnico se juega gran parte de su crédito y de su futuro al frente del banquillo del Real Madrid.

De momento, Carletto ha cogido con fuerza las riendas del vestuario. El miércoles, los jugadores tendrán la mejor oportunidad posible para devolverle una confianza que, a tenor de las palabras del entrenador, parece ilimitada.

Confianza ciega
“Más allá de la lesión de Modric, ahora el equipo está muy bien. Tuvimos un bajón en febrero debido a algunas lesiones, pero ahora hemos vuelto a nuestro nivel y esperamos seguir siendo competitivos hasta el final de la Champions”, dijo ayer Ancelotti en una entrevista concedida a Radio Anch’io Lo Sport.

Además, el entrenador italiano insistió en su mensaje de que las bajas no le preocupan: “Para el partido contra el Atlético no estamos preocupados, tenemos que encontrar soluciones a algunas ausencias, especialmente a la de Bale. Es un gran reto al que nos enfrentamos en casa, con todo el optimismo posible. El Bernabéu nos dará un buen impulso”.

Ancelotti está tranquilo y parece tenerlo todo bajo control. Ayer, trató de contagiar su tranquilidad y optimismo a la plantilla, una carlettina en toda regla.

Fuente: Marca
Síguenos por @800noticias