Alto miembro de Ciudadanos de España detenido por violencia de género | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

ABC

José Manuel Yáñez, jefe de Gabinete de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid hasta hace solo unos meses, fue detenido y acusado de violencia de género contra su expareja, la reconocida periodista Mari Pau Domínguez. El arrestado, presuntamente, amenazó e insultó a la mujer en la puerta de su casa, que aporreó, cuando se encontraba en estado de embriaguez; también profirió duros comentarios sobre su víctima en las redes sociales.

Yáñez (54 años) se licenció en Periodismo en la Universidad Complutense. Ha ejercido en diversos medios de comunicación, sobre todo audiovisuales (Ser, Onda Cero, Intereconomía…). Y también fue jefe de Prensa del sindicato USO. Se da la paradoja de que en noviembre de 2015 fue uno de los rostros de una de las campañas de Ciudadanos «por la eliminación de la violencia contra la mujer». Hace dos años, siendo ya alto cargo de confianza de Cs, fue pillado borracho al volante: quintuplicaba la tasa de alcohol.

Pasadas las doce y media de la madrugada, el exalto cargo del partido de Albert Rivera se presentó en el domicilio de la comunicadora. Según relató la afectada, Yáñez, con quien había roto hace tiempo, comenzó a tocar el timbre insistentemente y a golpear la puerta. Profirió, a gritos, insultos y amenazas contra ella. Domínguez no le abrió en ningún momento y, según fuentes de la investigación, comenzó a sentir miedo por su integridad física. Por ello, telefoneó al 091.

Hasta la vivienda acudió un coche patrulla de la comisaría de Moncloa-Aravaca, distrito madrileño en el que reside la periodista. Yáñez ya no estaba allí, pero ella aportó a los agentes las características del presunto agresor y la descripción de su vehículo.

La Policía Nacional realizó una batida por la zona, y encontró el coche aparcado en las inmediaciones del pub Balón Lounge, en el número 165 de la calle de Valdemarín. Justo al lado de la urbanización de su expareja. Allí, siempre la versión de los investigadores consultados por ABC, se encontraba Yáñez bebiendo. Muy borracho, fue sorprendido justo cuando volvía a llamar al teléfono fijo de la mujer, que no le contestó.

En ese momento, la 1.40 de la madrugada, el también periodista fue detenido y trasladado a la comisaría del distrito. Allí pasó toda la noche en el calabozo, y buena parte de la tarde, hasta que sobre las 18 horas, fue trasladado en un vehículo policial, a los juzgados, por violencia de género.

El protocolo establece que la Policía no puede tomar declaración a un detenido mientras que se encuentre bajo los efectos del alcohol, por lo que hubo que esperar a que se le pasara su estado de embriaguez para entrevistarse con Yáñez.

Síguenos por @800noticias