Alianza de reformadores y moderados obtiene contundente victoria en Teherán | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

AFP

La lista “Esperanza” de la alianza de reformadores y moderados iraníes logró conquistar los 30 escaños parlamentarios de Teherán, una victoria importante para el gobierno del presidente Hasán Rohani, que busca reforzar su poder frente a los conservadores.

Escrutados el 90% de los votos de las elecciones legislativas del viernes pasado, el líder de la lista de los conservadores, Gholam Ali Hadad Adel, se colocaba este domingo en el 31º lugar y por lo tanto quedaría fuera del parlamento, indicó la fuente.

Rohani, un religioso moderado, quiere capitalizar los avances logrados tras el acuerdo nuclear de julio con las grandes potencias y el levantamiento de las sanciones, con un parlamento favorable a sus políticas de apertura.

El parlamento iraní saliente, estaba dominado por los conservadores.

La lista de los reformistas y moderados en la capital está liderada por Mohamad Reza Aref, excandidato de los primeros a la presidencia en 2013.

Aref, se sitúa como el candidato más votado en Teherán, con 1.287.862 votos, seguido por el conservador moderado Ali Motahari, aliado de los reformistas, con 1.151.551 votos.

Durante la pasada campaña presidencial, Mohamad Reza Aref se retiró a favor del candidato moderado Hasan Rohani, permitiéndole así ganar la elección en la primera vuelta.

Este resultado contundente en la capital iraní contrasta con el resto de los resultados parciales en otras regiones del país.

De las 94 circunscripciones provinciales donde los votos ya fueron escrutados, 29 fueron para los conservadores, 19 para los reformistas y 25 para candidatos independientes.

En otras 21 circunscripciones se celebrará una segunda vuelta en abril o mayo.

 

“Por encima de las expectativas”

Los 55 millones de electores estaban llamados a escoger a los 290 miembros del Parlamento y a los 88 miembros de la Asamblea de los Expertos, dos instituciones actualmente también controladas por los conservadores.

Los reformistas habían boicoteado las elecciones legislativas de 2012 en protesta por la reelección del presidente ultraconservador Mahmud Ahmadinejad en 2009, que consideraban fraudulenta.

En cambio, este año los reformistas se presentaron en masa a la consulta, a pesar de que muchos candidatos fueron vetados por el Consejo de los Guardianes de la Constitución, que además controla las elecciones.

Para fortalecer sus posibilidades de victoria, los reformistas se aliaron con los moderados y presentaron la lista “Esperanza”.

Los más conservadores organizaron por su parte una gran coalición que, en sintonía con la línea del Guía Supremo, el ayatolá Alí Jamenei, quien se inquieta de un riesgo de “infiltración” extranjera en caso de una victoria de reformistas y moderados.

Jamenei, de 76 años, aprobó el acuerdo nuclear, pero regularmente expresa su desconfianza hacia las grandes potencias occidentales, en primer lugar respecto a Estados Unidos, acusadas de querer “infiltrase” en Irán.

La mayor parte de los conservadores más radicales que se oponían al acuerdo nuclear fueron eliminados.

Ali Shakuri Rad, un político reformista, dijo que los resultados están “por encima de las expectativas”, pero se mostró prudente a la hora de celebrar.

Otro motivo de satisfacción para el presidente iraní es la victoria del expresidente Akbar Hachemi Rafsandjani como el candidato más votado en Teherán para integrar la Asamblea de Expertos que, entre otros, designa al guía supremo de la nación.

De los 88 escaños que tiene esta institución, 16 corresponden al distrito de Teherán, donde Hachemi Rafsandjani logró la primera mayoría, sin embargo, dos ayatolas conservadores, Ahmad Janati y Mohamad Yazdi, probablemente también entren en la asamblea.

Síguenos por @800noticias