Algunas razones por las que los hombres son infieles | 800Noticias
800Noticias
Entretenimiento

Es habitual que los hombres que ya van llegando a los 40 años de edad sientan que están viejos, por lo que desean echar unas cuantas canitas al aire para sentirse más jóvenes y rejuvenecidos.

Bess O´Connor en Amerikanki indica que cerca del 60% de los matrimonios viven algún tipo de adulterio y es más frecuente que se desarrolle en el caso de los hombres.

Cuando pasamos por esta situación, muchas nos hacemos una cantidad de preguntas, nuestra autoestima baja y por si fuera poco pensamos que hemos fallado en algo. Pero, no nos damos que existen diferentes respuestas posibles que dependen de cada edad y situación personal.

Una de las edades es las que son más comunes las infidelidades en el sexo masculino son los 40 años. Aquí te mostramos algunas razones.

Comienzo de la crisis de la mediana edad

La crisis de los cuarenta es fenómeno conocido por todo el mundo como la crisis de la mediana edad y que al momento muchos hombres quieren volver a sentirse como un veinteañero. Esta situación hace que tenga ganas de ser infiel con otra mujer para sentirse joven. Lo más recomendable es hacer ver que mantenerse joven no tiene nada que ver con esa idea y que hay muchos.


El aburrimiento

Con el paso de los años es posible que por la falta de tiempo y el aumento de las horas de trabajo te distancien un poco de tu pareja y de algunas amistades dando inicio a la rutina pesada y aburrida en tu vida. Además muchos no se dan cuenta que el no comunicarse con la pareja y no hacer cosas distintas, trae monotonía a la relación.

Aunque no es la mejor solución, muchos hombres tienen aventuras como un tipo de diversión en su vida.


Sentirse menos querido

A todo el mundo le gusta resultar interesante y no nos engañemos, la sensación de sentirse deseado cuando se tontea con una persona es de lo más placentera. Cuando esa primera chispa se acaba, muchos hombres echan de menos esa pasión, el sentirse especial para alguien, y creen que dejan de ser interesantes o se sienten inseguros, por lo que recurren a buscar algo de seguridad o pasión por otros derroteros.

Falta de sentido en la vida

Cuando uno es joven suele tener hambre, ganas de triunfar y una multitud de sueños por cumplir. En cambio, con el paso del tiempo y la introducción de determinados hábitos de pareja estos sueños pueden verse truncados o modificados por la búsqueda de seguridad y comodidad. Cuando esto ocurre no es raro que el hombre trate de saciar las carencias con una segunda vida amorosa.

Escapar de la responsabilidad

Llegado a este punto, tener muchas responsabilidades y diferentes obligaciones hace que algunas personas que no son capaces de soportar la presión busquen una vía de escape, que en determinados casos se busca fuera de la relación de pareja.

No tener el mismo concepto de infidelidad

Hay algunos casos, los más físicos, en los que la infidelidad está más que clara. Pero la línea que lo delimita no siempre es igual. Para algunas parejas el tonteo no tiene nada de malo, pero, en cambio, para otras en un acto absolutamente reprobable. Lo más recomendable es hablar con la pareja sobre este tipo de límites, puesto que muchos disgustos pueden venir por una visión diferente sobre lo que para uno u otro es una traición.

Fuente: Noticias24

Síguenos por @800noticias