Alcalde de Atenas cree que UE se juega su “alma” ante refugiados y xenofobia | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

El alcalde de Atenas, Giorgios Kaminis, ha asegurado hoy que la UE se juega su “alma” ante la crisis de los refugiados, en la que las grandes ciudades deben tener un rol clave para gestionar la reubicación de esas personas, y ha mostrado su preocupación por el aumento de la xenofobia en Europa.

En una entrevista concedida a Efe en Barcelona, Kaminis (independiente, apoyado por el centroizquierda) ha considerado que en el preacuerdo entre la UE y Turquía para reenviar a los refugiados hacia ese país están en juego “los fundamentos de la civilización europea”.

Los líderes comunitarios comienzan a buscar una vía legal para cerrar el acuerdo con Turquía para la deportación de refugiados e inmigrantes irregulares hacia este país, tras las críticas por su dudosa compatibilidad con las normas internacionales y europeas.

“Son fundamentos (de la UE) el asilo político y la justicia para esa gente que llega perseguida y huyendo de la miseria. Si perdemos nuestra alma, ¿qué vamos a hacer con lo demás? Porque algunos fundamentos están temblando ahora, como la libre circulación de personas”, ha opinado el dirigente griego.

Kaminis ha defendido que el acuerdo con Turquía deje claro que se debe estudiar “caso por caso” si la persona tiene derecho a asilo, aunque también ha reclamado a los países europeos que se impliquen con expertos y su “conocimiento” para poder ayudar a “examinar los casos de manera rápida, justa y efectiva”.

El alcalde ateniense se reunió ayer en Barcelona con la alcaldesa de esta ciudad, Ada Colau, un encuentro que sirvió para que ambos propusieran un plan piloto para reubicar en la capital catalana a cien refugiados de Siria que ahora se encuentran en Atenas.

A su juicio, las ciudades europeas y las grandes capitales del Mediterráneo pueden desarrollar un rol protagonista en esta crisis, ya que mientras los estados sufren “los impedimentos y obstáculos de la política nacional”, las urbes son “más flexibles”, tienen “lazos más fuertes con la ciudadanía” y pueden actuar de manera “más práctica y realista, sin olvidar los principios democráticos”.

Por ello, ha abogado por impulsar una “agenda urbana” en el seno de la UE con propuestas concretas para afrontar esta cuestión desde las ciudades, que también participen en la toma de decisiones.

El que fuera Defensor del Pueblo en Grecia durante siete años ha admitido por otro lado su “vergüenza e indignación” por situaciones como las del campamento de refugiados en Idomeni (Grecia). “Es una vergüenza. Esa es la palabra. La dignidad humana se ha violado”.

Kaminis, que en 2013 fue atacado por un diputado de Amanecer Dorado tras haber prohibido un acto del partido neonazi en el que se tenía previsto repartir comida en Atenas pero “sólo para griegos”, ha alertado asimismo de la “subida de los movimientos radicales xenófobos y racistas” en toda Europa, incluida Grecia.

“Están ahí y significa que nuestras sociedades parece que han fracasado en muchos aspectos. La gente necesita un cambio y parece que la demagogia y el populismo ofrecen soluciones, pero en realidad no ofrecen nada”, ha reconocido.

Por ello, ha pedido huir de “sentimentalismos” en la gestión de esta crisis, ya que “el pueblo griego es muy sentimental y por eso se comporta así ahora con los refugiados, porque viendo a niños y embarazadas es muy difícil no mostrarse sentimental. Pero los sentimientos son frívolos y pueden cambiar de un momento a otro”.

Ha apostado en cambio por ser “muy honestos” y explicar a la ciudadanía de manera realista lo que ocurre, además de intentar convencerles de que “hay un camino delante, no solo de dificultades, sino también de oportunidades. Es difícil de explicar, pero a la larga es lo más realista”.

Síguenos por @800noticias