Al quedar atrapada en balacera matan de un tiro al corazón a una joven | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

Jenny Oropeza.- La muerte de Aleixa Del Valle Lara García de 22 años, ocurrida pasadas las 6:00 de la mañana del lunes, en la entrada del metro de Carapita, al quedar en la línea de fuego cuando bandas armadas se enfrentaban, dejó a su familia devastados y analizando los graves problemas de inseguridad y la falta de vigilancia en el país.

La joven quien trabajaba en el área de mantenimiento en el Instituto de Capacitación y Educación Socialista (Inces), era natural del estado Sucre y llegó a Caracas hace tres años buscando calidad de vida.

Richard Lara, hermano de la víctima fue al sitio donde mataron a su hermana y su análisis le indica que las muertes violentas ocurren a diario.

La víctima residía en el sector el Manguito de Carapita, donde vivía con una cuñada, estaba a punto de entrar al metro para ir a su trabajo, cuando comenzó el tiroteo, una bala dio en su corazón muriendo de forma inmediata, pero a pesar de eso a los minutos fue auxiliada y llevada al Hospital Miguel Pérez Carreño, Aleixa era de un pueblito de Campona y comenzó allá sus estudios como tecnológico en Agronomía, pero no culminó debido a la falta de recursos.

“Nosotros observamos que en el  sitio no hay cámaras, en esa parte ni el semáforo sirve… En la entrada del metro no hay vigilancia y debería”, dijo Richard quien comentó que antes en el lugar había una carpa de la Guardia Nacional y de la PNB pero  lo eliminaron, “la última vez fue cuando mataron a un fiscal de la línea de Carapita, conocido como el oso un señor mayor, muy buena gente… Por esa muerte cerraron la calle y de allí colocaron la vigilancia, pero eso duró tres meses como para calmar a los vecinos” dijo.

Esta es la mujer 111 asesinada en la Gran Caracas en lo que va de año, sumando el crimen de Mercedes Omaira Rodríguez Ventura (36), ocurrida en el sector Santa Eulalia en Los Teques a las 8 y 30 de la mañana del lunes.

Síguenos por @800noticias