Al menos seis millones de venezolanos están propensos a la enfermedad de Chagas | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

Con información Diario Los Andes

La probabilidad de que existan más casos de la enfermedad de Chagas o que se presenten nuevos está latente en el Táchira, “de hecho seis millones de personas en Venezuela están propensos a mal de Chagas, conviven con este, porque Venezuela es una zona endémica”, explica Javier Alberto Roa Sayago médico, infectólogo y directivo de la Sociedad Venezolana de Infectología filial Táchira, según publica el Diario Los Andes.

Otro de los aspectos que enciende la alarma en relación a lo que plantea el experto, es que en Venezuela no existe tratamiento para atender en lo básico la enfermedad de Chagas, “En el mundo hay tratamiento, solo que en Venezuela por la situación país no está disponible a gran escala. Cada estado de Venezuela debe tener reservas de tratamiento para malaria, Chagas y sida, pero con el caso reciente en el municipio Libertador, nos encontramos que no había disponibilidad ninguna para la emergencia del fin de semana, tampoco había para malaria, ni Sida en el caso de un accidente laboral”.

Desde el Ministerio de Salud solo fueron enviados 120 frascos de Benznidazol, que era el tratamiento precisó para los diagnosticados con Chagas, tras la emergencia que se presentó hace una semana en la pequeña población de Puerto Nuevo, donde fallecieron 5 personas y 40 más son positivas a la enfermedad de Chagas.

Dice el infectólogo Alberto Roa que se necesitan más tratamientos en la región, “incluso para pacientes prevalentes, es decir, quienes portan la enfermedad desde hace muchos años y deben recibir el tratamiento por 30 a 40 años, porque pasado ese tiempo podrían presentar manifestaciones cardiológicas y ya no se podrán tratar”.

-¿Por qué ocurre este brote de Chagas en el Táchira, cuáles fueron los factores que lo provocaron?

-“Tenemos una alerta epidemiológica en el Táchira y un brote epidemiológico en la población de Puerto Nuevo, pero no es la primera vez que ocurre. En el 2010 unos niños que llenaron una piscina de plástico con agua contaminada de una quebrada se contaminaron también. En el 2015 en Capacho también se presentaron casos y a nivel nacional sucedió en 2007 la contaminación de un grupo de niños que consumían alimentos del PAE y donde preparaban el jugo había un cachicamo, que cada vez que encendían la luz salía defecaba y orinaba en las pailas del jugo y al tomarlo los niños se presentaron varias muertes”.

Siga leyendo en el Diario Los Andes

Síguenos por @800noticias