108 trabajadores de la prensa también están secuestrados en la Asamblea Nacional | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

EFE

El Parlamento se mantiene sitiado desde hace más de siete horas luego que un grupo de simpatizantes del chavismo, con palos y armas de fuego, tomará los accesos del lugar e ingresara a la fuerza dejando a varios diputados y asistentes heridos.

Desde las 10.00 de la mañana varias decenas de hombres y mujeres, algunos de ellos encapuchados, que se identificaron como afectos al Gobierno, se plantaron en las puertas del Palacio Legislativo, en el centro de Caracas, en forma de “tranca” para imitar las protestas realizadas por los opositores durante los últimos tres meses, según explicaron los propios oficialistas.

El punto de mayor tensión se alcanzó cuando varias decenas de personas ingresaron hasta los jardines del Parlamento tras un breve forcejeo con los miembros de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), responsables de la seguridad de la Asamblea Nacional (AN), según constató Efe.

El asalto se produjo cuando la mayoría opositora, que controla el Parlamento, concluía la celebración de una sesión solemne por los 206 años de la independencia venezolana y, al salir del hemiciclo, los diputados fueron abordados en los jardines de la sede por los encapuchados y personas vestidas de rojo, algunas armadas, según testimonios de los presentes.

Foto: EFE

Foto: EFE

Varios periodistas, diputados y trabajadores que se encontraban en las áreas de los jardines y pasillos externos fueron golpeados y robados por el grupo de personas, mientras que otros asistentes lograron esconderse en algunos salones y mantenerse a salvo pese a los intentos de derribar las puertas.

El presidente de la Asamblea Nacional, el opositor Julio Borges, reportó al menos a cinco diputados heridos, entre ellos los parlamentarios Juan José Molina, Armando Armas, Américo de Grazia, Richard Blanco, Juan Guaidó, además de otros siete trabajadores del Parlamento agredidos.

La Asamblea Nacional informó a través de las redes sociales de agresiones a los diputados Luis Carlos Padilla, Leonardo Regnault y Nora Bracho.

Aunque los manifestantes fueron desalojados del lugar al poco tiempo por los miembros de la Guardia Nacional, las entradas y salidas de la Cámara permanecen tomadas por los oficialistas aún después del incidente.

Ni Diputados, ni trabajadores del Parlamento, ni periodistas han podido salir. Están prácticamente secuestrados 120 empleados, 94 diputados y 108 trabajadores de la prensa, entre periodistas, camarógrafos y fotógrafos.

Síguenos por @800noticias