Afirman que Lorent Saleh no recibe tratamiento exigido por la CIDH | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

EFE

El dirigente estudiantil venezolano preso desde 2014 Lorent Saleh, uno de los ganadores del premio Sájarov en 2017, está “delicado” de salud y “no le están dando el tratamiento médico que está exigiendo la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)”, denunció su madre, Yamile Saleh.

Yamile Saleh, quien se encuentra en Miami (EE.UU.) tras recibir en Washington un reconocimiento para su hijo de la Organización de Estudiantes y Líderes Venezolanos en el Exterior, pidió en unas declaraciones a Efe “no olvidar a los presos políticos” en Venezuela.

Saleh indicó que su hijo, de 29 años, padece problemas urinarios y no ha sido atendido debidamente fuera de la cárcel como lo recomendó el mismo Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN).

El activista de derechos humanos fue acusado en 2011 por “divulgación de información falsa que causa zozobra”, tras ser detenido con tirachinas y otros materiales utilizados en protestas, pero escapó fuera de Venezuela.

Fue detenido en Colombia y deportado a Venezuela por decisión del presidente Juan Manuel Santos en 2014 y a su llegada fue acusado de otros tres delitos.

Con la participación del secretario de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, la madre del activista recibió el pasado 12 de febrero el tributo en nombre de su hijo, en el marco de un evento en esa organización del Día de la Juventud en Venezuela.

Yamile Saleh instó a la comunidad internacional a no olvidarse de por lo menos 237 presos políticos en Venezuela y lamentó que su hijo, como muchos otros jóvenes, no ha tenido aún una “audiencia preliminar”.

También dijo que su hijo más que un preso político es un secuestrado del Gobierno, porque “ha sido torturado y violado todos sus derechos humanos, derechos jurídicos”.

En el mismo sentido se expresó hoy a Efe José Colina, presidente de la Organización de Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex), quien instó a no olvidar a estos “secuestrados políticos, a quienes se les está violando los derechos humanos y son utilizados por el régimen cuando le conviene”.

La madre del detenido dijo que su hijo padeció torturas sicológicas durante los 26 meses que pasó aislado en los sótanos de un edificio del Sebin en Caracas, conocido como “La Tumba”, antes de ser trasladado a El Helicoide.

Síguenos por @800noticias