Acusan a hondureño vinculado al caso de los “narcosobrinos” | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Con información de El Nacional

Los fiscales federales en Nueva York acusaron a un hondureño de estar vinculado a los sobrinos de Maduro, detenidos el año pasado y acusados de conspiración para el contrabando de cientos de kilos de cocaína a los EE UU.

La acusación a Roberto de Jesús Soto García, que se describe en el documento presentado el martes en el Distrito Sur de Nueva York como un operador para los sobrinos, potencialmente fortalece el caso contra los dos jóvenes, que han estado en prisión en espera de juicio desde noviembre.

La detención de los sobrinos fue un golpe para el gobierno populista asediado por Maduro, que se ha sumergido en una crisis económica y política profunda desde que asumió el poder tras ganar las elecciones de 2013.

En el momento de su detención, el gobierno venezolano dijo que los sobrinos del matrimonio de Maduro habían sido secuestrados por agentes de la DEA en Haití, donde fueron detenidos inicialmente por la policía haitiana y posteriormente entregado a las autoridades estadounidenses.

Sus detenciones se produjeron con fiscales en Nueva York, Miami, Washington y Houston que han realizado numerosas investigaciones sobre las presuntas actividades de tráfico de drogas y lavado de dinero por los militares venezolanos de alto nivel, la policía y los funcionarios del gobierno, de acuerdo con funcionarios estadounidenses.

Las personas con conocimiento del caso informaron que los dos hombres estaban llevaban un cargamento para importar de 800 kilos de cocaína a los EE UU.

Soto García habría ayudado a los sobrinos, proporcionando información sobre la programación del aeropuerto internacional de Roatán, Honduras, tomado cocaína a un avión y ayudar a evitar ser detectados, dice el auto de procesamiento, una copia del cual fue visto por The Wall Street Journal.

Conversaciones con respecto a la propuesta del cargamento de droga fueron registrados por las autoridades policiales, dice la acusación.

“Soto García se reunió con uno de los sobrinos, Franqui Francisco Flores de Freitas, y otros en noviembre en Honduras para discutir una transacción de cocaína“, dice la acusación.

No estaba inmediatamente claro cómo comunicarse con Soto García, para determinar si se encontraba bajo custodia o si ya había contratado un abogado.

Los abogados del Flores de Freitas declinaron hacer comentarios. Los abogados del otro sobrino, Efraín Antonio Campo Flores, no respondieron a las solicitudes de comentarios. Los dos se han declarado inocentes y están en espera de juicio.

Funcionarios estadounidenses han dicho durante mucho tiempo que Venezuela es el principal punto de tránsito para la cocaína desde la vecina Colombia. El gobierno de Venezuela niega rutinariamente las acusaciones de que está involucrado en el tráfico de drogas, y los caracteriza como los esfuerzos para desestabilizar al gobierno izquierdista de Venezuela.

En un caso separado, Preet Bharara, Fiscal EE UU. para el Distrito Sur de Nueva York, anunció el miércoles la acusación de seis funcionarios de la policía de Honduras con “participar en una conspiración masiva en el tráfico de drogas que supuestamente inundó los Estados Unidos con cocaína”.

Los seis agentes de policía trabajaron con Fabio Porfirio Lobo, el hijo del ex presidente de Honduras, Porfirio Lobo Sosa, para recibir “cargas de varios cientos de kilogramos de cocaína enviada a Honduras desde Venezuela y Colombia” a través de rutas aéreas y marítimas en su camino hacia la Estados Unidos, dijo la declaración del Sr. Bharara.

El señor Lobo se declaró culpable de un cargo relacionado con drogas a principios de este año.

Síguenos por @800noticias