ABP lamenta que Maduro insista en seguir gobernando por decreto y pide enjuiciarlo | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

Nota de prensa

Este lunes desde la sede de Alianza Bravo Pueblo (ABP), estructura fundada por el Alcalde Metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, el diputado y presidente encargado de la tolda vinotinto, Richard Blanco, en compañía de aliados de esta organización, dio lectura a un documento que expresa la postura del partido.

Alianza Bravo Pueblo fija posición ante el país, por la intransigencia del gobierno nacional para resolver la cada día más grave crisis que conmueve a Venezuela.

1.- Ayer mismo, 24 horas después de haber participado en una mesa de diálogo, con la presencia de  la representación oficial de su Santidad, el Papa Francisco, el presidente de la república Nicolás Maduro reincide en su dislate de querer gobernar al país por la vía de los hechos, prorrogando un decreto que admite que Venezuela vive un estado de excepción porque la crisis es imposible de ocultar. Como suele decirse en el argot tribunalicio, “a confesión de parte relevo de pruebas”. Es evidente que pretendiendo evadir la solución constitucional y pacífica resumida en la fórmula del Referéndum Revocatorio como salida electoral, el desprestigiado régimen venezolano desprecia la buena fe de todos los factores que han ofrecido su voluntad para consensuar soluciones prácticas, viables y eficaces a los problemas que previamente se han identificado.

2.-Alianza Bravo Pueblo ratifica lo que en conjunto suscribimos todos los movimientos políticos agrupados en la MUD, dado a conocer a los venezolanos y a la comunidad internacional el pasado 26 de septiembre del año en curso, especialmente el punto que citamos textualmente a continuación:

“Llegó el momento de hacerlo de nuevo y actuar: si el régimen desacata la Constitución, desacata la voluntad de El Soberano y desacata el único requisito que nuestra Carta Magna establece para la realización del Referendo Revocatorio como lo es la recolección del 20 % NACIONAL del Registro Electoral, es nuestro deber activarnos como pueblo y OBLIGARLOS en la calle y en las instituciones a acatar la Constitución. Hoy nuestro llamado es a defender eso que nos hace venezolanos. Esta es la lección que le daremos al régimen. Podemos lograrlo porque somos mayoría, porque la Constitución nos ampara y porque el mundo entero respalda nuestra lucha por la libertad y la democracia”.

3.-Lo antes expuesto es, según nuestro criterio, lo que condiciona cualquier proceso de diálogo: buscar con sensatez y urgencia nacional la solución electoral, lo antes posible, para darle a Venezuela un nuevo gobierno que sea capaz de remediar la tragedia económica y social que sume a los ciudadanos en la más espelúznate pobreza. El supuesto BOICOT está encarnado por el derroche de una fortuna colosal, equivalente a 20 planes Marshall. Esa es la verdadera causa de la escasez de alimentos y medicinas, del caos de los servicios públicos, de la galopante inseguridad y del colapso de los sectores productivos del país.

4.-Insistimos en que se respete la voluntad soberana de los millones de electores que designaron a sus diputados en todos los estados de Venezuela, cesando el saboteo de la institución parlamentaria que el pueblo eligió y que se reivindique la Ley de Amnistía sancionada en fecha reciente como una vía para lograr la libertad de todos los presos, perseguidos y exiliados políticos, entre ellos, nuestro líder Antonio Ledezma que fue secuestrado el pasado 19 de febrero de 2015 por un centenar de policías adscritos a la policía política del actual régimen.

5.-Consideramos que es tarea ineludible del foro legislativo, retomar el juicio político a los responsables de la actual crisis de gobernabilidad que hunde la economía nacional, desmorona nuestras fundamentales instituciones y vulnera los más caros principios acogidos histórica y tradicionalmente en nuestra carta magna, tal y lo estableció la Asamblea Nacional el 3 y 23 de octubre.

6.-Insistimos en hacer valer nuestro derecho a la protesta cívica, porque eso representa la posibilidad irrenunciable de movilizar a la gente con su esperanza y sus emociones encausadas hacia la ruta pacífica y ciudadana pero con la urgencia antes justificada.

Síguenos por @800noticias