Abogado de Rousseff insta al Senado a acatar la suspensión del proceso de juicio | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Fuente: Agencias

El abogado general del Estado brasileño, José Eduardo Cardozo, quien defiende a la presidenta Dilma Rousseff, instó hoy al Senado a acatar la suspensión del proceso contra la mandataria decidida por el presidente interino de la Cámara baja, Waldir Maranhao.

“Si el Senado decide proseguir con el trámite será otra gravísima violación del debido proceso”, dijo Cardozo en una rueda de prensa sobre la decisión de Maranhao, que anuló una votación realizada el pasado 17 de abril en el pleno de la Cámara baja, la cual apoyó con 357 votos de los 513 posibles el proceso contra Rousseff.

“Esta nueva situación impone que la materia regrese a la Cámara baja y, por tanto, no procede la votación en el Senado”, manifestó el abogado general en referencia a la sesión que el Senado tiene previsto celebrar el próximo miércoles para definir si instaura el juicio contra Rousseff.

El trámite para un posible juicio con miras a la destitución de Rousseff está actualmente en manos del pleno del Senado, que si este miércoles decide respaldar el proceso también obligaría a Rousseff a separarse durante los 180 días que pudiera durar el trámite.

Si así fuera, Rousseff sería sustituida durante la celebración del juicio por el vicepresidente Michel Temer, quien en caso de su destitución completaría el mandato que vence el 1 de enero de 2019.

Frente a la situación generada por la decisión de Maranhao, la primera que adopta desde que el pasado jueves asumió interinamente el cargo en la Cámara de Diputados, el presidente del Senado, Renán Calheiros, ha convocado de “urgencia” a los jefes de los partidos representados en ese órgano legislativo.

Fuentes del Senado explicaron a Efe que el objetivo de la reunión es definir si “procede” el dictamen contra el proceso anunciado por Maranhao o si simplemente será ignorado.

Hasta el momento, el Senado ha mantenido para hoy la lectura en su pleno del informe aprobado la semana pasada por una comisión que recomendó avanzar hacia la instalación del juicio contra Rousseff, que representa un paso previo a la votación del miércoles.

Maranhao explicó que su polémica decisión acató una demanda de la Abogacía General del Estado, que pidió la nulidad de esa votación en la Cámara baja sobre la base de supuestos “vicios” procesales.

Según Maranhao, uno de los “vicios” detectados en esa sesión consistió en que los partidos políticos representados en la Cámara baja orientaron el voto de sus diputados, lo que no podría haber ocurrido en una decisión de esa naturaleza.

“No podrían los partidos políticos orientar una cuestión para que sus parlamentarios votasen de un modo u otro, toda vez que debían hacerlo de acuerdo a sus convicciones personales y libremente”, dijo Maranhao, cuya decisión ha indignado a la oposición y generado dudas hasta en el influyente colegio de abogados de Brasil.

Síguenos por @800noticias