Ab Crack, la nueva (y peligrosa) moda de Instagram | 800Noticias
800Noticias
Salud y Belleza

Telva,com

Cuando aún no hemos dejado atrás el peligroso viral del #ThigGap -la práctica de crear un hueco entre los muslos con los pies juntos sin que estos se toquen-, las redes vuelven a plantear una nueva moda de adelgazamiento nada saludable. Ab Crack, una expresión que significa, literalmente, rotura abdominal y que se ha convertido en el insano objetivo de parte de las mujeres de todos los puntos del planeta. La modelo Emily Ratajkowski es quien mejor lo luce.

Con la sucesión de campañas a favor de un cambio en el concepto de ideal de belleza, sin importar talla y altura, la sociedad empieza a dar voz a todos los tipos de mujer. Un claro síntoma de progreso que ha conseguido que hasta la industria del modelaje abra sus puertas a las mujeres con curvas.

Sin embargo, continúan apareciendo nuevos desafíos absurdos -y poco recomendables- que circulan como la pólvora por las redes sociales, convirtiéndose en la obsesión de miles de mujeres, y que confirman que, efectivamente, seguimos asociando exclusivamente belleza con delgadez.

Parte de estas tendencias virales, que plantean retos de adelgazamiento para alcanzar físicos perfectos, se sirven de las fotografías que celebrities e it girls cuelgan en sus redes como fuente de inspiración.

La última de estas modas que se está gestando en Instagram es Ab Crack, una expresión que significa, literalmente, rotura abdominal. Este nuevo reto viral promueve conseguir marcar una fina línea en el centro del abdomen. Modelos como Emily Ratajkowski, Kendall Jenner y Stella Maxwell, que además de dietas y horas de gimnasio cuentan con una genética envidiable, son sus principales representantes. Sin embargo, para alcanzar esta hendidura y un abdomen súper plano, una persona que no corra la misma suerte que estos referentes tendría que reducir el índice de masa corporal entre el 14% y el 20% poniendo en riesgo su salud.

La etiqueta #AbCrack revoluciona la plataforma cuando aún no nos hemos despedido del archiconocido Thigh Gap, cuyo objetivo era crear un espacio entre los muslos.

Síguenos por @800noticias