20 secuestrados por los talibanes en el sur de Afganistán | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

Al menos 20 personas de un total de 50 que habían sido secuestradas a primera hora de la mañana por los talibanes en la provincia de Helmand, en el suroeste de Afganistán, continúan en poder de los insurgentes, informaron hoy a Efe fuentes oficiales.

El suceso ocurrió en el distrito de Grishk alrededor de las 4.00, hora local (23.30 GMT del lunes), cuando varias decenas de talibanes interceptaron un autobús y tres camiones capturando a sus 50 ocupantes, entre ellos varios miembros de las fuerzas de seguridad.

“Alrededor de 30 mujeres y ancianos han sido rescatados pero alrededor de 20 continúan aún con los talibanes”, indicó Muhammad Ismail, jefe del distrito de Grishk.

“Nuestra operación sigue en marcha y nuestra tropas están en la zona para encontrar y rescatar al resto de los pasajeros también”, indicó Omar Zwak, portavoz del gobernador de la provincia.

Una fuente de seguridad que solicitó el anonimato confirmó a Efe que un número indeterminado de soldados están entre los secuestrados.

Un portavoz talibán, Qari Yusuf Ahmadi, confirmó el asalto en un comunicado asegurando que los guerrilleros insurgentes habían capturado 27 “sospechosos” de tres autobuses en Helmand y estaban siendo investigados.

“La operación fue realizada sobre inteligencia precisa y 27 de los sospechosos, que tienen vínculos con los órganos de seguridad de la Administración de Kabul, han sido llevados a una zona segura para ser investigados”, dijo.

Los talibanes han incrementado en los últimos meses los secuestros de pasajeros en las inseguras carreteras del país y habitualmente buscan en los autobuses a miembros de las fuerzas de seguridad.

Solo el mes pasado se han producido tres de estos incidentes los tres en el norte del país con un resultado de 270 secuestrados.

En el suceso más reciente, el 8 de junio, en Kunduz, alrededor de 47 personas fueron secuestradas por los talibanes, de las que aún 5 continúan en su poder, según la Policía.

Las fuerzas de seguridad mantienen una operación en la zona en la que tuvo lugar el secuestro y varias poblaciones han quedado libres de insurgentes, siempre según las autoridades.

Síguenos por @800noticias