2.067 niños no pueden ir a clases por cierre de frontera | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

La ministra de Educación de Colombia solicitó un “corredor humanitario” para que los infantes colombianos puedan acudir a cuatro colegios de Cúcuta, pues denunció que 2.067 niños de nacionalidad colombiana que viven en Venezuela no han podido asistir a clases desde que cerró la frontera.

Parodi explicó que estos estudiantes que viven en territorio venezolano cruzaban todos los días la frontera para ir a los colegios de Cúcuta, pero desde que empezó el conflicto entre Venezuela y Colombia hay ausentismo en los planteles.

Por esta razón la ministra se comunicó con José Vilma Mora, gobernador del estado Táchira, para pedir que se abra un “corredor humanitario”. Parodi aseguró que el gobernador prometió que se habilitaría un autobús para trasladar a los niños, pero aún no se ha implementado el traslado.

La funcionaria especificó que hay algunos niños de nacionalidad colombiana, pero residentes en Venezuela, inscritos en colegios de Cúcuta: 638 en el Club de Leones; 335 en el Carlos Pérez Escalante y 107 en el Misael Pastrana Borrero.

“Abramos un corredor humanitario para que los 2.067 niños puedan volver a sus clases porque están en Venezuela sin ir al colegio. Por encima de los intereses políticos tengamos un interés superior para que los niños puedan estudiar. Por favor, no cometamos este crimen”, expresó la ministra de Educación de Colombia en una entrevista a una emisora de radio del vecino país.

Además de los que no pueden cruzar la frontera para estudiar, están los que migraron a Colombia, por temor a ser expulsados, y los deportados que estudiaban en Venezuela. Parodi aseguró que 100 de los 223 infantes deportados están ubicados en nuevos planteles en Colombia.

El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, entidad del Estado que trabaja para la prevención y protección integral de la niñez y adolescencia, informó por teléfono a El Nacional que a los 890 menores de edad que están en 11 refugios se les habilitará aldeas infantiles de este organismo para garantizar su escolaridad de forma momentánea o serán ubicados en planteles.

El ICBF reiteró que aún no han podido reunirse con el gobernador del estado Táchira para lograr la reunificación de 154 familias que dejaron a 299 niños en territorio venezolano tras las deportaciones. Aseguran que todos son nacidos en Venezuela, pero de padres colombianos. La Cancillería de Colombia no había podido tener un encuentro ayer con el gobernador del estado Táchira para tratar el tema.

Para más información El Nacional

Síguenos por @800noticias